viernes, marzo 16, 2007

Manifestación del Partido Popular contra la política antiterrorista del gobierno de España.

Este acto político y social me sirve para oir y observar la complejidad de la sociedad española del siglo XXI, marcada por diferentes nacionalismos. En los atentados del 11 de Marzo de 2004, en Madrid, murieron 47 ciudadanos extranjeros. En el último atentado terrorista, el 28 de Dic. de 2006 en la terminal T4 del Aeropuerto de Barajas, murieron dos ecuatorianos: Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio. Una semana después los noticieros de televisión muestran a una anciana campesina, descalza y casi ciega que llora desconsolada y reclama, desde Ecuador, una explicación para lo que le ha sucedido a su hijo al otro lado del charco. Ahora la sangre que corre viene de cualquier parte del mundo.



Llego al punto central de la concentración con mucha dificultad. Hay una multitud agolpada a lado y lado del Paseo de Recoletos que esta vallado, dejando libre una pasarela de cuatro carriles por donde desfilará la cabecera de la manifestación. Salto una valla con la ayuda de alguien de la organización y después de enseñar la acreditación de prensa y la cámara. Ahora puedo caminar con soltura entre los policías antidisturbios, otros fotógrafos y cámaras de TV. La expectación es máxima. Por donde se mire hay miles de banderas de España. La gente esta ataviada con todo tipo de símbolos con los colores de la bandera: gorras, bufandas, pancartas. Frente a la cabecera se organiza una fila de fotógrafos. Consigo un sitio a codazos. Veo a todos los dirigentes del partido popular con Mariano Rajoy en el centro sosteniendo una pancarta donde se lee: "España por la libertad. No más cesiones a ETA". El repicar de las cámaras es incesante. Un niño de diez años salta la barrera y corre hacia Mariano Rajoy. Le pide un autógrafo. Luego regresa corriendo y sonriendo. Su padre le espera emocionado y le golpea la mano en un gesto cómplice. La cabecera inicia su lenta marcha y a su paso la gente jalea a Rajoy: "Presidente, presidente, presidente”.

Esta manifestación responde a la ofensiva política del Partido Popular contra el presidente del gobierno José Luís Rodríguez Zapatero a raíz de la decisión de otorgar la prisión atenuada al etarra José Ignacio De Juana Chaos, lo que ha sido calificado por sus portavoces como: "una cesión al chantaje de ETA". Es previsible que la lucha política entre el PP y el PSOE arrecie ya que estamos a poco más de un año de las elecciones generales del 2008 y tan sólo han pasado cuatro años desde que el Partido Popular perdió el poder tras los atentados de atocha y del intento fallido de relacionar a ETA con esos atentados. Zapatero a justificado su desición por razones legales y humanitarias. De Juana estaba en huelga de hambre en protesta por su situación jurídica y con riesgo inminente de muerte, según los médicos que le atendían. En el año 89 fue condenado a más de dos mil años de cárcel como responsable de 25 asesinatos, pero finalmente cumplió sólo 18 años gracias a los beneficios del antiguo código penal español que fue modificado posteriormente. Su excarcelación por esos delitos debió producirse en 2004. En la actualidad cumple una condena de tres años por escribir unos artículos amenazantes en el periódico vasco "Gara".

Estoy aqui porque me interesa entender el funcionamiento de esta sociedad. Cuando me establecí en España, en mayo del 2000, me costó comprender quién era un tal "Lehendakari Ibarretxe" y qué papel jugaba en la política española. En cada emisión de los noticieros era vapuleado por políticos de diferente signo que le pedían insistentemente elecciones anticipadas, que después de celebradas (en el año 2001) le dieron de nuevo la presidencia del país vasco a Juan José Ibarretxe. Poco a poco fui entendiendo la situación de esa región que encarna uno de los conflictos sociales más graves de España en los últimos 30 años: el deseo de independencia de los nacionalistas vascos, ensombrecido y ensangrentado por la banda terrorista ETA, a quienes se les atribuyen cientos de atentados. Tiros en la nuca y coches bomba para reclamar cambios políticos.

Después de abandonar la cabecera camino por un costado del Paseo de Recoletos, entre la plaza de Cibeles y la plaza de Colón. Quiero hacer fotos de los manifestantes. Dirijo mi mirada hacia las mujeres españolas y su implicación en la protesta. Busco en esos rostros, en esos ojos y en esas voces algunas respuestas a mis preguntas sobre la naturaleza de la sociedad española, más allá de las apariencias. A los pocos instantes empiezo a escuchar una pregunta que se repetirá toda la tarde: "¿Usted de que medio es?" Respondo cualquier cosa para salir del paso. Existe una pelea entre la derecha y los medios de comunicación de izquierdas como el diario "El País" o la cadena de radio "Ser". Del otro lado están sus medios afines como la cadena de radio "COPE" y el periódico "El Mundo". Dependiendo de qué lado estés pueden llegar o no insultos. Cuando coincidimos varios fotógrafos nos gritan: "luego diréis que somos cinco o seis". Por lo que pude ver había miles de personas. Más de dos millones según la comunidad de Madrid (gobernada por el PP) y 342 mil según la Delegación del Gobierno (PSOE). En este reparto de cifras recuerdo que la derecha española, aglutinada en el Partido Popular, representa a 10 millones de votantes y el resto de formaciones políticas representan a 15 millones de votantes.

Mientras camino muy cerca de las vallas hago fotos y escucho las consignas que se repiten una y otra vez:

"Zapatero dimisión”, "Zapatero embustero”, "España unida jamás será vencida" , "No somos fachas, somos españoles", "No nos da la gana que liberen a De Juana", "España, España, España" y algunas chicas jóvenes saltan, ríen y gritan: "a por ETA, O E, a por ETA, E O E", similar al estribillo usado por la selección española de fútbol en el mundial de Alemania.

Llego a la tarima principal y me acerco a hablar con las mujeres de la primera fila. Les pregunto: "¿Por qué están aquí?". Estas son algunas de sus respuestas:

- "Porque queremos que se vaya Zapatero, que es un traidor"

- "Hay que ver como está este país de mal por ese embustero"

- "Zapatero nos sacó de la guerra de Irak y ahora esta armando otra guerra aquí en su propio país"

- "Queremos otro presidente Español y que no se rinda ante los terroristas".

- "Queremos elecciones anticipadas ya".


Termino esas pequeñas entrevistas y cuando me doy la vuelta me encuentro con una niña, de doce o trece años, que sostiene una bufanda que dice:”Esto es España y al que no le guste que se vaya". Le hago una foto y por unos instantes pienso en la frasecita.

Mientras trato de cambiar de ubicación, según los espacios designados para los fotógrafos, me encuentro sin quererlo en medio del pasillo por donde empiezan a llegar los dirigentes del Partido Popular. Primero me encuentro al ex-ministro Jaime Mayor Oreja. Esta tan cerca y camina tan rápido que la cámara no le alcanza a enfocar bien. Después viene hacia mí, con su esposa por delante, José María Aznar. Encuadro las fotos como puedo porque les tengo a boca jarro. Es más bajito de lo que me imaginaba. A un lado observo a Ángel Acebes que saluda efusivamente a Francisco José Alcaraz, presidente de la Asociación de Victimas del Terrorismo (AVT). Detrás aparece Eduardo Zaplana. Hay sonrisas y saludos por doquier. Se siente la alegría del triunfo. Hay aplausos y brazos levantados. Veo mucha gente joven de lo que llaman "nuevas generaciones". Algunos chicos con el cabello largo como Aznar y ellas muy delgadas y guapas. Hay una aroma de "gente bien" y de poder económico en esos cuatro metros cuadrados.

En el atril la presentadora toma la palabra: "Muy buenas tardes, muchas gracias por estar aquí. Somos muchos los españoles que nos hemos dado cita en Madrid, la capital de España. Españoles venidos de todos los sitios...". La palabra "España" la escucho casi como un signo de puntuación. Empieza el discurso de Mariano Rajoy y entre lo que dice me quedo con esto: "Convoco solemnemente a todos los españoles, a los que les importe España a poner fin a esta situación. Les convoco a defender a la nación española y a sumar esfuerzos para recuperar nuestra auto-estima como un pueblo que ha sabido dar ejemplo al mundo con su entereza frente al terrorismo." La intervención de Rajoy termina con un grito de "Viva España" y el himno nacional.

Click aqui para ver la presentación de fotos+audio.

lunes, marzo 05, 2007

Senel Paz: "Es disparatado preguntar que Fidel Castro haya tenido relaciones homosexuales"

El escritor cubano Senel Paz presenta su libro y nos hace un recorrido por la vida sexual de Cuba en los 60 y explica su participación dentro del régimen y la cultura cubana: "Asociar a la cultura exclusivamente con la censura es ignorar, manipular y no comprender una realidad cubana muy compleja".


El cuento de Senel Paz: "El lobo, el bosque y el hombre nuevo", ha sido el texto más fotocopiado en la historia de Cuba, lo que indica el impacto que causo entre los jóvenes estudiantes de los años 60. Después ese cuento se convertiría en la película "Fresa y Chocolate", con Paz como guionista. La película es ya un clásico del cine cubano porque según su autor: "Se constituyó en una lección sobre una asignatura pendiente en la política y sociedad cubana. Mostró la necesidad de comprender y admitir la diversidad de comportamientos del ser humano y aceptar que esa comprensión no implica renunciar a los propios ideales. Además sirvió para asumir que el pensamiento del país es la suma de todas esas variantes del comportamiento".

Senel Paz se encuentra en Madrid en una apretadísima gira de promoción de su más reciente libro: "En el cielo con Diamantes", título inspirado en una canción de los Beatles: "Lucy in the sky whit diamons". Tiene una mirada tranquila y una expresión relajada. Con sus vaqueros, su camisa de indigo y su chaqueta negra luce como un profesor universitario desenfadado y equilibra con un toque juvenil sus 57 años ya visibles en sus canas. Iniciamos nuestro dialogo con retraso de una hora y con la advertencia de la encargada de prensa: "Estamos muy justos de tiempo, por favor ser breves". Mal asunto para ahondar en cualquier tema con un narrador como Paz, no obstante él se empeña en rebajar la tensión y nos dice: "voy a ser preciso y conciso" y empieza a responder a nuestras preguntas con determinación.

- El escritor Roger Salas le acusa de mostrar un panorama social permisivo con los homosexuales en Cuba, cuando realmente no fue así.

En Cuba vivimos una etapa muy confusa y oscura, de dos o tres años, donde había una represión institucional muy cruda hacia los homosexuales, que incluso fueron incluidos en el rango de antisociales. La verdad es que eso respondió a una mentalidad muy cerrada de esos momentos pero que después se cambió gracias, en parte, a las protestas de los intelectuales. Esto fue cruel por ejemplo con la gente que iba a cumplir con el servicio militar y ni siquiera se les consideraban con méritos para ello, los enviaban a campamentos especiales donde se trabajaba muy duro para hacer una corrección al carácter y buscar así que los homosexuales dejaran de ser homosexuales y los drogadictos dejaran de ser drogadictos. Esa experiencia la vivió gente como Pablo Milanes, Eusebio Leal, Juan Carlos Tabio, etc. Pero realmente eso fue un paréntesis en la historia de Cuba. Hay que tener en cuenta que el impronto del cubano en relación con la sexualidad tiende a la liberalidad.

- En el libro Ud. propone que la única forma de liberación personal para un adolescente es el sexo. ¿Que hacía Ud. para liberarse?

El sexo (risas). Hay un personaje, Arnaldo, que plantea eso: el sexo como el momento máximo de ser feliz. Pero precisamente David, el otro personaje, porque la novela esta narrada a dos voces, insiste en la búsqueda del sexo con amor y el sexo con la mujer y no solo con la hembra. Yo creo que Arnaldo es más patético y le va peor por el mundo porque le queda por dentro el gusanillo de que nadie se enamora de él. De la misma forma que el esta viendo un objeto sexual en las mujeres, ellas ven en él también un objeto sexual. Y la verdad es que yo observo en la actualidad el resurgimiento de un "neo-machismo" por llamarlo de alguna forma. A la vez que las relaciones hombre-mujer se han liberado eso no ha servido para dar un salto de calidad en las relaciones espirituales e intelectuales. La liberación sexual le ha facilitado al hombre el consumo de la mujer y viceversa. El sentido de la espiritualidad es algo más complejo que follar sin preocupaciones y donde quiera. Es algo que pertenece al alma interior, a una educación, a una cultura y a unos valores que sean atendidos de modo que, como dice uno de los personajes del cuento El Lobo, el bosque y el hombre nuevo: "el sexo sea una parte de la vida, pero no la vida". Así que los jóvenes de hoy lo tienen más fácil para practicar el sexo pero cada vez más difícil para encontrar el amor.

- ¿Si la actitud de Arnaldo se esta imponiendo no cree que David sale perdiendo en esta historia"

Bueno lo que pasa es que David no se desmonta de la esencia de los ideales revolucionarios y quizás lo que comprende es que la sociedad y las desviaciones que esos ideales van experimentando con el paso del tiempo y el avance de la revolución, en la práctica los convierten en una lucha a muy largo plazo y no como creen muchos en Cuba, que esos objetivos se alcanzarán al doblar de la esquina. De modo que "el hombre nuevo" no es él ni lo serán sus hijos. Sino que es una lucha permanente como lo que le pasó a Cristo, a quien lo le alcanzó la vida, ni a alcanzado todo el tiempo que llevamos de cristianismo, para conseguir sus ideales. Porque no se trata solo de problemas económicos y políticos. Se trata de problemas de conciencia y de que el Hombre se oriente por el camino de la ética y eso, indiscutiblemente, no hay revolución ni líder que lo imponga.

- ¿Podemos hablar de conciencia, de espiritu y de ética cuando hay cientos de escritores cubanos exiliados?

Bueno estos son problemas vivos y en cuya solución participamos todos y no se pueden simplificar en términos acusatorios o reducirlos a una posible maldad intrínseca de un gobierno. Es una situación muy compleja en la que se explican todas estas manifestaciones y que si tu analizas históricamente la revolución cubana te vas dando cuenta que todo eso va evolucionando y muchas cosas encuentran su camino. Es como la palabra "censura". Evidentemente la única relación que tiene el régimen con la cultura no es la censura. Porque en Cuba existe una literatura vigorosa, existe una pintura maravillosa, existen músicos, bailarines, escuelas de arte en todas las provincias e incluso el cine cubano es mucho más crítico que el cine español o que el mexicano.

- ¿Cual ha sido su implicación con el Régimen a través de la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños?

Primero aclarar que la escuela internacional de cine no es del Estado Cubano ni pertenece a la estructura del régimen aunque este en Cuba, ya que es una escuela internacional y con apoyo externo. Y bueno, si he participado tanto en los errores como en las intenciones de solución de quienes desde la cultura hemos querido hacer algo por nuestro país.

- ¿Tiene amigos cubanos en Miami? ¿Qué le dicen? ¿Como los ve?

Hay de todo, como en el interior de Cuba. Tu te encuentras tanto al dogmático que ve las cosas muy un blanco y negro y quizás marcado por el rencor, y te encuentras también gente sensata con un ideal de dialogo y con ansias de que entre todos podamos hacer algo.

- ¿Cree que se producirá algún cambio en Cuba con la eventual muerte de Fidel?

No lo sé. Yo escribo siempre sobre lo que me ha pasado y no sobre el futuro. Además Cuba se ha caracterizado por una cosa: no se cumplen los pronósticos. No se derrumbó cuando se pensaba que se iba a derrumbar. De modo que yo prefiero estar ahí y que pasé lo que vaya a pasar pueda con mi labor personal o social aportar algo.

- ¿Tiene alguna relación personal con Fidel? ¿le conoce?

Ninguna, aunque le he visto en la entrega de algún premio o en algún festival cultural.

- Fidel Castro tiene fama de galán ¿cree que alguna vez a podido tener una relación homosexual?

Eso me parece totalmente disparatado. Los caminos de la vida son insondables pero..., eh... no me parece que la cosa venga por ahi... bueno, tenemos que cortar y la verdad es una lástima porque me esta gustando la entrevista.


Nos despedimos con el ambiente tenso y con sonrisas nerviosas.