viernes, julio 29, 2005

amores derrotados

Si miramos con atención, veremos como las paredes de la ciudad nos van dejando pistas de un palpitar oculto de la vida: alegrias, dolores y sufrimientos de un ser humano cada vez mas solo.